Consejos y recomendaciones para viajar en avión con niños autistas

Los viajes en avión son especialmente difíciles para niños autistas

Los vuelos de las aerolíneas pueden ser perturbadores y desafiantes para las personas autistas. Si ya de por sí, los viajes aéreos pueden ser difíciles para los viajeros adultos experimentados, cuando se trata de niños, esta actividad resulta aún más exigente. Para los niños dentro del espectro autista, que tienen una forma única de percibir el mundo,  la experiencia puede ser aún más difícil.

En Autismo en Positivo, comprendemos las necesidades especiales de los peques autistas y sus familias. A continuación te doy una serie de consejos y recomendaciones para volar con tu peque autista. Espero que estas recomendaciones puedan ayudarte a que el vuelo en familia con tu hijo o hija autista transcurra sin mayores problemas.

Recomendaciones para viajar en avión con niños autistas

Antes del vuelo

  • Ayuda a tu hijo a autista a prepararse para el viajar en avión. Usa apoyos visuales como un calendario para anticipar el día en el que ocurrirá el viaje.
  • En la medida de lo posible, organiza el vuelo en horas en las que sepas que tu hijo autista tenga más probabilidades de estar regulado y evita aquellos momentos en los que suele estar más cansado. Por mi propia experiencia, mi hijo autista viaja mejor cuando salimos por la mañana, ya que está más descansado de la noche.
  • Elige asientos hacia el pasillo y, si tu economía lo permite, escoge los asientos que tengan espacio extra para que tu hijo autista -e incluso el neurotípico-, tenga más oportunidad de mover sus piernas, balancearse o hacer cualquier otro stimming.
  • Si es posible, visita el aeropuerto antes con tu hijo para que tenga más información del lugar, especialmente, la información sensorial (ruidos, luces, etc.)
  • Crea una historia social donde le cuentes lo que va a suceder en el aeropuerto y en el avión. Te recomiendo que hagas varias para poder dividir la información partes. Por ejemplo:
    • Historia social para ir desde casa al aeropuerto y entregar las maletas.
    • Historia social para pasar el control de seguridad y la sala de espera
    • Historia social para subir y permanecer en el avión
    • Historia social para bajar del avión, recoger las maletas y marcharse del aeropuerto.
  • Todos los aeropuertos ofrecen atención especial a las personas con alguna discapacidad. No tengas reparo y pide la asistencia para tu familia. Puedes comunicar que las esperas largas desencadenan crisis en tu hijo, si fuese el caso. Si lo haces con anticipación, por experiencia, los agentes del aeropuerto y las aerolíneas están siempre dispuestos a facilitar el proceso. Igualmente, comunícalo para que el control de seguridad e inmigración, sea lo más rápido posible.
  • Empaca los imprescindibles para tu hijo: juguetes de apego, entretenimiento, agua y muchos snacks. Te recomiendo que metas en la bolsa de mano, una muda de ropa extra, con ropa interior (o pañales) y dos pares de calcetines, así como los medicamentos si los necesita.
  • Si el vuelo se retrasa, no temas en pedir a la aerolínea que te dejen pasar a salas de espera silenciosas (la mayoría de los aeropuertos tienen salas VIP donde el ambiente es mucho más tranquilo)
  • Usa una pulsera o identifica la ropa de tu hijo autista con su nombre, dirección y el número de teléfono de los padres. De esta manera te aseguras de que si tu hijo se pierde en el aeropuerto, podrán localizarte rápidamente.
  • ¡No te olvides de los auriculares o cascos aislantes de sonido!

Recuerda que la anticipación no es un capricho. El cerebro de tu hijo autista necesita tener información sobre qué va a pasar para poder organizar y estructurar la información. De esta manera, la procesará de manera más sencilla.

 

 

 

 

Programa Hidden Disabilities

En 2016, en el Reino Unido se creó el programa Hidden Disabilities (discapacidades invisibles), cuyo objetivo era proveer a las personas que tengan alguna necesidad especial no viable (como el autismo), una identificación que permitiera indicar discretamente a las personas alrededor del usuario, incluido el personal, los colegas y los profesionales de la salud, que necesitan apoyo adicional, ayuda o un poco más de tiempo para procesar instrucciones. El símbolo de este programa es el girasol, y aunque nació en Reino Unido, ha sido adoptado a nivel mundial por organizaciones para apoyar tanto a sus colegas como a sus clientes. Aún hay muchos países que todavía no lo aceptan, pero este símbolo se está haciendo cada vez más reconocido.

En mi experiencia personal, en España la verdad es que no se toma en cuenta (hay mucho desconocimiento), pero al leer la tarjeta que pone «I Am Autistic», el personal del aeropuerto sí mostró mayor interés en colaborar.

Si quieres obtener el identificador para tu hijo autista o más miembros de tu familia, además de conocer en profundidad el programa, haz clic aquí

Durante del vuelo

  • Reduce tus expectativas sociales. Tu hijo quizá se moverá o gritará. No tengas vergüenzas ni hagas nada que perjudique a tu hijo por «no molestar a los demás». Harás todo lo posible por mantener a tu hijo autista regulado, pero a veces es muy difícil y la presión social hace que nos sintamos peor. En ese momento, lo más importante es que tu hijo esté bien.
  • Informa a los pasajeros cercanos a tus asientos, que tu hijo es autista y probablemente tenga algún comportamiento diferente. Por mi experiencia, la mayoría de personas son más compresivas y empáticas. Puedes usar tarjetas para informar sobre el autismo de tu hijo, y además, contribuyes a que haya gente un poco más informada.
  • No dudes en ofrecer entretenimiento a tu hijo, así como snacks.
  • Dale agua durante el despegue y el aterrizaje, para evitar que se le tapen los oídos y le cause dolor.

 

Te aseguro que siguiendo estas recomendaciones, tu experiencia de vuelo será mucho más tranquila y satisfactoria para todos. Ya sea que viajes en avión o en coche, la preparación y la comunicación son fundamentales.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Gaby

    Muchas gracias es la primera vez que veo estos consejos tan necesarios. Justo estoy oot hacer un viaje con mis hijos y los dos tienen autismo

    1. TatiLuis

      Muchísimas gracias por tu mensaje Gaby. Me alegra de que te haya sido útil!

Deja una respuesta